Programa

     

Junio

 

Julio

 

Agosto

   

RECOMENDACIONES TÉCNICAS BÁSICAS PARA ESTABLECER LAS CONDICIONES ESPECÍFICAS DE EMBALAJE DE BIENES CULTURALES

 

El coordinador de la exposición y el especialista en conservación preventiva, que se ocupan de redactar las prescripciones técnicas para el transporte y el embalaje de los bienes culturales, deben de trasmitir a las compañías especializadas en estos cometidos, las características de las obras y todos aquellos datos que ilustren perfectamente las condiciones de conservación exigibles frente al traslado al que se someterán. Estos datos se obtendrán de la documentación aportada por los prestadores en las Condiciones específicas para el préstamo de cada obra.

Del mismo modo, será primordial que las empresas de transporte dispongan de información detallada sobre determinadas características de las instalaciones de la institución prestadora donde deberán realizar el acopio de las obras y de la sede donde deberán entregarlas. Necesitarán tener conocimiento expreso sobre el entorno de los edificios, los accesos, los recorridos y otros datos extraídos del informe de instalaciones, y en el caso del prestador a través de los Formularios de préstamo. Con esta información, las empresas de transporte realizarán el diseño de los embalajes para las obras y establecerán la logística precisa para llevar a cabo su traslado, presentando una propuesta específica.

A su vez, el correo o el especialista en conservación-restauración designado por el prestador, debe realizar la evaluación de los embalajes propuestos por la empresa de transporte, con el objetivo de proponer modificaciones factibles, si son necesarias, antes de emprender el traslado de las obras. Para ello, se han seleccionado a continuación una serie de criterios a tener en cuenta que podrán servir de ayuda al personal involucrado en el embalaje y transporte de los bienes culturales a la hora de realizar dicha evaluación.

Nos centraremos en recomendaciones para cajas tradicionales de madera chapada con refuerzos de madera maciza (actualmente, en España, todas las compañías utilizan el okume, que es un chapado de maderas procedentes de árboles africanos).

Los contenedores especiales para viajes en avión (flightcases), los embalajes de protección (softpacking) y los maletines que se llevan en cabina (handcarry) no se tratarán en este anexo.

 

Caja individual o caja compartida

Se debe de privilegiar el uso de una sola caja cuando se desea transportar un conjunto de objetos pequeños. Una caja de volumen demasiado pequeño y bajo peso (menos de 10 kg), presenta algunas desventajas importantes para la   seguridad de la obra que contendrá: es mas difícil su sujeción correcta con eslingas   dentro del camión, tiene una altura de caída superior a los 120 cm, y debido a su   menor volumen y peso, suele ser sometida a manipulaciones humanas más   frecuentes y menos controladas que las que se realizan con una caja de gran   tamaño, suponiendo éste un riesgo añadido.

En todos los casos, la introducción de más de un objeto dentro de la misma caja obliga a una compartimentación equilibrada y al uso de separaciones rígidas entre los objetos, siendo necesario dotar a estas separaciones de materiales de amortiguación de choques.

Se recomiendan las cajas compartidas para obras gráficas enmarcadas con formatos similares. En estos casos, se respetará la orientación del sentido del montaje para evitar esfuerzos sobre las bisagras de papel japonés (charnelas) y las bisagras entre passe-partout y el cartón de fondo, y para evitar el desplazamiento de la obra dentro del enmarcado.

Se recomienda separar en cajas independientes, los objetos fabricados a partir de materiales protegidos por el CITES (Convention of Internacional Trade in Endangered Species of Wild Fauna and Flora), tales como el marfil, las pieles, las plumas, la madreperla, etc. y otros materiales procedentes de algunos animales protegidos. Estas cajas podrían verse sometidas a una orden de apertura por los servicios de aduanas.

Se recomienda separa en cajas diferentes, los objetos que, a pesar de ir a la misma exposición, están destinados a sedes diferentes. En caso de conjuntos pequeños, extremadamente valiosos, se recomienda separarlos para repartir el riesgo frente a accidentes, robos, vandalismo, etc.

Para los objetos que se prestan con sus elementos complementarios (base, pedestal…) o con sus elementos de montaje (garras de acero, tutor, vástago…) se   recomienda reservar un espacio dentro de la caja, sin que se reduzcan las calidades   del embalaje, o bien embalarlos de manera independiente en un softpacking, acompañando la caja y debidamente identificados en el exterior.

La noción de incompatibilidad entre objetos constituidos por materiales diferentes no nos parece lo suficientemente fundada como para obligar a que tales objetos viajen en diferentes cajas, pues el tiempo de permanencia de los bienes culturales en el interior de los embalajes no suele afectar a su conservación.

Estructura de la caja

Los objetos pesados necesitan una caja reforzada frente a choques o caídas y adaptadas a las manipulaciones sin riesgo para el objeto. Los elementos que contribuyen a minimizar tales riesgos pueden resumirse en los siguientes:

 

Identificación y seguridad del objeto en la caja

 

Embalaje previo del objeto (o material de primer contacto) antes de su introducción en la caja

Se podría prescindir de un embalaje de primer contacto para la mayor parte de los objetos, por los motivos siguientes:

 

Aislamiento térmico

 

Aislamiento al agua y al vapor de agua

 

Aislante de choques y reductores de vibraciones

 

Bibliografía

Dubus, M., Sarrailh, S., De Walens, A., “Transport et clima: l’experience de dis ans de collaboration avec le departement des peintures du musée du louvre”, en Tecné, No 21, 2005.

Gallup, K., Harlow, B., “Finding soluctions to the problems of complex art packing”, en AIC News, Vol 31, nº 6, November 2006.

Goodburn-Brown, D., Langfelt, J., “A pragmatic solution to packing textiles”, en ICON News, Issue 1, November 2005.

Saunders, D., “The effect of painting orientation during air transportation”, en Triennial Meeting (14th), The Hague, 12-16 September 2005: preprints/ ICOM Commitee for Conservation, Netherlands, London: James & James, 2005.

Saunders, D., Slattery, M., Goddard, P., “Packing case design and testing for the transportation of pastels”, en Triennial Meeting (12th), Lyon, 29 August-3 September 1999, preprints. Vol. 1/ ICOM Comité for Conservation, Lyon, France, London: James & James, 1999.

Norma Europea en ISO 780: 1997. “Embalajes-marcaje gráfico relativo a la manipulación de las mercancías”.

 

 

Documento tomado de:

Anexo 22: “Recomendaciones técnicas básicas para establecer las condiciones específicas de embalaje de bienes culturales., en: Fernández, Ch. Arechavala, F., Muñóz-Campos, P., De Tapol, Benoit.,“Conservación Preventiva y Procedimientos en Exposiciones Temporales”, Grupo Español del IIC, Madrid 2008

      

Agosto 2009

 

volver al inicio>>